NO ES CUARENTENA, ES CUIDARME Y CUIDARNOS

Como ya sabemos para combatir el coronavirus, lo importante es lavarse correctamente las manos con agua y jabon, el posterior uso de alcohol en gel y quedranos en casa para evitar la propagacion del COVID-19 y por ende evitar la saturacion de los centro de asistencia sanitaria.



En esta situación hay dos factores. Por un lado, vamos a estar en una situación más estresante. Puede aparecer ansiedad, estrés, puede aparecer aburrimiento… que es normal en estos casos. Estos factores nos pueden llevar a un “comer emocional”, a comer intentando calmar esa ansiedad y ciertas emociones dificiles de manejar. Por otra parte, vamos a tener los requerimientos nutricionales y energéticos reducidos porque nuestra actividad, se va a ver disminuida. Igualmente no vamos a tener un exceso de peso dseproporcionado por no tener la rutina de salir a caminar o hace deportes, eso es un grave error. Debemos basar nuestra alimentación en alimentos de origen vegetal. En vista del menor gasto calórico que en general vamos a tener, se recomienda ahora más que nunca no tener alimentos insanos en casa (galletitas industriales, cereales azucarados, bollería, chocolates con menos del 70% cacao, yogures azucarados), no comprarlos directamente. Lo que deberíamos tener es variedad de frutas y en altas cantidades. Cuando se tenga "hambre" que siempre haya fruta. Los productos deben cumplir dos condiciones: ser de larga conservación y de alto valor nutricional. Puede sonar muy obvio pero ùltimamente se a podido ver gente en distintos super con los carros colmados de productos ultraprocesados. No tenemos que eliminar absolutamente todo. Si hay algún alimento que nos gusta muchísimo, que lo comemos por placer, por ejemplo chocolate negro elegir con un porcentaje alto de cacao y podemos tener una tableta, pero no compremos 40 tabletas y las tengamos en casa porque nos las vamos a comer de una sentada. Un consumo racional de chocolate negro estos días de confinamiento sería dos cuadraditos al día. En estos dias más que nunca el concepto de consumo ocasional tiene que cobrar sentido. El compensar con comida el encierro no es una opcion.

“En ningún caso la alimentación, por sí misma, evita o cura la infección por coronavirus, o por cualquier otro virus”. Así lo asegura la Academia Espanola de Nutricion y Dietetica y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas y Nutricionistas (CGCODN). Actualmente, no existe un tratamiento nutricional específico frente al Covid-19, las pautas de alimentación están dirigidas a paliar los síntomas generados por la fiebre y los problemas respiratorios, asegurando una adecuada hidratación. Tenemos que pararnos un momento en la dieta equilibrada para subir las defensas en niños. Una dieta equilibrada es fundamental para reforzar el sistema inmune y mucho más en los niños. Pero seguramente te preguntarás, ¿qué alimentos sirven para subir las defensas? Hay muchos y juntos forman un plato correct0 y equilibrado que deberían consumir siempre los pequeños de la casa y la familia.

La higiene en los alimentos y en los procesos de elaboración de los mismos es algo que sí es fácil de controlar y que te puede librar de posibles contaminantes. Las frutas y verduras mejor procedentes de cultivos ecológicos para evitar toxinas pero recuerda una buena limpieza antes de consumirlas, sobre todo si vas a comerlas en crudo o con piel para aprovechar al maximo los nutrientes. Es importante promover el consumo en los niños de frutas y verduras crudas ya que muchas vitaminas se degradan con el cocinado. Reduce el consumo de productos elaborados industrialmente y de alimentos cuya elaboración no conste de seguridad alimentaria.

Por otro lado evita las contaminaciones cruzadas no mezclando alimentos crudos con elaborados y mantenimiento la higiene de recipientes y utensilios. Si tienes un bebé intenta mantener la lactancia el mayor tiempo posible porque es un producto 100% natural que nutre y los protege del ataque de los microorganismos. En el contexto de la alimentación y la promoción de la salud se sitúan los productos denominados alimentos funcionales que tienen diversos efectos beneficiosos en el organismo, además de los meramente nutricionales. Dentro de estos alimentos funcionales, entre otros, podemos distinguir entre compuestos probióticos y prebióticos. Los microorganismos más utilizados en alimentos probióticos pertenecen a los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium.

Los probióticos están destinados a reforzar la flora intestinal. Esta flora no solo debe ser la correcta para evitar problemas digestivos sino que constituye la primera barrera de defensa del sistema inmune de los niños. Al conseguir tener una flora correcta modulamos todo el sistema inmune consiguiendo que éste funcione correctamente.

Sería recomendable tomarlo en niños de cualquier edad existiendo en el mercado preparados adecuados a cada uno . Ya en el canal del parto, el bebé adquiere sus primeros probióticos y después, de forma natural, de la leche materna. Por eso se añaden probióticos a las leches de fórmula y existen preparados indicados para niños que nacieron por cesárea.

Los probióticos en niños se recomiendan siempre que el niño por ejemplo tiene que tomar antibióticos, o cíclicamente (cada 3-4 meses o al cambio de estación) para mantener la flora en buenas condiciones y,con ello, sus defensas. También sería recomendable tomarlo cuando se dan las vacunas, empezando unos días antes de darla y siguiendo unos días después (en total 7-10 días).

La gran ventaja de los probióticos sobre las defensas es que son moduladores, no estimulantes. Por esto, niños con problemas de alergias, procesos autoinmunes, intolerancias alimentarias, etc se ven beneficiados en estos procesos en los que interviene el sistema inmune con una actividad excesiva que se ve modulada.

Si necesitas orientación o consultar para tu caso personal, puedes consultarnos a través de la página www.crecersano.net o telefónicamente al 099399555



Fuente: OMS

0 vistas
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social

099399555

Batlle 610, oficina 1. Durazno, Uruguay

Horario de atención de lunes a viernes de 8 a 12 y de 14 a 18hs

Lic y Coach Nutricional M. Burgues.