Los beneficios de comer en familia

La alimentación no sólo tiene que ver con el acto de comer sino que también involucra comportamientos y emociones que se viven y se adquieren progresivamente dentro de la familia, a partir del vínculo con nuestros referentes en los primeros años de vida.


“Diversas culturas se reunieron alrededor del fuego, adultos y niños, ancianos y jóvenes, para compartir el calor, la comida, los relatos y las enseñanzas, los cantos y los bailes… Al poder transportar y mantener el fuego adentro de sus viviendas se creó el hogar, lugar de protección y refugio. Hoy en día, aun persiste en todos la sensación de bienestar al compartir un mate, una comida, una conversación.” (Paredes, Persaud y Shelnutt, 2013).


En los últimos años el hábito de comer en familia se ha visto disminuido. Parece ser que son las familias con niños pequeños las que fomentan más la rutina de comer juntos que las familias con hijos adolescentes, y es que cuando los hijos crecen, las actividades de éstos aumentan y las rutinas cambian, lo que ocasiona que este hábito familiar se vea afectado.


A través de la convivencia familiar se transmiten valores, ayudas a construir su sentido de identidad y fortaleces su autoestima. Al comer juntos, los niños y los adolescentes se sienten acompañados, experimentan la posibilidad de dar y recibir afecto y se sienten valiosos para los demás.

Un estudio realizado por la Universidad de Illinois señala que los niños y adolescentes que comparten el momento de la comida con su familia son 12% menos propensos a tener sobrepeso, tienen un 35% menos riesgo de padecer algún desorden alimenticio y finalmente tienen 24% más posibilidad de consumir alimentos saludables.


En Uruguay, en la encuesta de Nutrición, Desarrollo Infantil y Salud, (Endis, mayo 2018) se presentó información vinculada con la salud, el entorno familiar y la crianza.

En relacion a las prácticas vinculadas con el acto de comer el 70% de niños vive en hogares donde refieren tener una rutina establecida a la hora de las comidas. Este porcentaje disminuye a medida que lo hace el nivel de ingreso del hogar.

La mitad de los niños comparte entre 2 y 4 comidas con algún integrante de su familia y la cena es el tiempo de comida donde más se da esta práctica.

Para poder evaluar la diversidad en el consumo de alimentos de los niños se tomó como

referencia los 7 grupos propuestos en la Guía alimentaria para la población uruguaya del MSP (GABA).

Los niños que comen junto a su familia en un ambiente armónico al menos cuatro veces por semana comen de manera más saludable cuando crecen o cuando están solos, presentan menos riesgo de padecer obesidad o desordenes alimenticios, tienen mejor salud emocional, , mayor tolerancia, cuentan con más habilidades para enfrentar los problemas y muestran mejor desempeño escolar y motivación por aprender.

De acuerdo con UNICEF, para que las niñas y los niños puedan crecer bien necesitan una buena alimentación; tienen derecho a comer comidas higiénicas, de todos los colores, ricas y variadas, que los hagan crecer sanos y disfrutar de nuevos sabores. Tienen derecho a comer acompañados, y mientras lo hacen tener la maxima atención de sus referentes, para favorecer la comunicación, aceptar que coman a su ritmo, que los apoyen mientras aprenden a comer, que no los fuercen o castiguen por no comer algo, que no los comparen y que no discutan mientras comen.

Los niños aprenden en parte por imitación, es más fácil aprender buenos hábitos alimentarios si los padres los tienen y se comportan con relajación sobre los de los niños. Debe haber disponibilidad de alimentos nutritivos a la hora de las opciones para colaciones y los tiempos de comida principal, y las comidas deben incluir una amplia variedad de alimentos que aseguren una buena ingesta de nutrientes.

La hora de comer debe ser placentera y la comida no debe forzarse en el niño.

"La responsabilidad principal de los padres es proporcionar comida nutritiva en un ambiente placentero, y la responsabilidad del niño es decidir cuanta comida comer o si la come o no", de acuerdo con el experto en niños Ellyn Satter.



Si tienes preguntas acerca de la nutrición de tus niños o inquietudes específicas sobre la alimentación de tu hijo, pontee en contacto vía mail o por teléfono o reserva el día que te quede más cómodo.


Referencias Bibliograficas

https;//unicef.org/uruguay/spanish

http://uruguaycrece.mides.gub.uy/innovaportal/file/99392/1/informe-final.pdf

Nutricion y dietoterapia, novena edición Ruth A. Roth

https://www.insk.com

http://ruandi.org.uy/sitiowordpress/wp-content/uploads/2014/05/AC_Doc_4_los_primeros_olores.pdf


15 vistas
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social

099399555

Batlle 610, oficina 1. Durazno, Uruguay

Horario de atención de lunes a viernes de 8 a 12 y de 14 a 18hs

Lic y Coach Nutricional M. Burgues.